top of page

THE LIGHT PAVILION 
EL PABELLÓN DE LUZ

Proyecto:  The Light  Pavilion 

              El Pabellón de Luz

Diseño & Gestión:  ESCULPIR EL AIRE

 

Colaboradores :

JL Castelló + Gonzalo Vargas + Laura Blanco * Felipe Pascual + Manuel Buitrago

 

Equipo Paisajístico : Esculpir el Aire 

 

Localización :  Matola. España

Fotografías : Alejandro Gómez Vives 

UNA RESPUESTA DE DISEÑO FRENTE AL COVID

El proyecto para ‘El Pabellón de Luz’ nace de ofrecer nuevas respuestas –transformando conceptos arquitectónicos primitivos– a partir de las nuevas preguntas formuladas por la nueva situación vital experimentada frente al Covid 19: ¿qué es lo que somos y qué nos permitirá seguir siéndolo a través de nuestras experiencias? 

UNA EXPERIENCIA DE NUEVAS SENSACIONES

‘El Pabellón de Luz’ es una construcción conceptual que trabaja principalmente con el blanco ofreciendo una pieza pura que transforma la luz a su paso y permite el libre movimiento del aire a través. Se trata de un pequeño edificio que se ofrece como Pabellón-Restaurante Terraza para posibilitar nuevas experiencias espaciales en un entorno de encuentros culinarios, donde la luz sea percibida distinta de día que de noche en el momento en el que la iluminación artificial nos emocione –a través de la piel de la arquitectura– como si de un truco de magia se tratase.

POTENCIAR LO VISUAL, PERO PRINCIPALMENTE LO TÁCTIL

El confinamiento nos ayudó a recordar que, tanto los espacios abiertos y la ventilación, así como la importancia del sentido del tacto, son imprescindibles para nuestras experiencias vitales. Por medio de este proyecto, se vuelven a potenciar los aspectos visuales de la arquitectura (diagonales abiertas, interdependencia de espacios abiertos-cerrados / interiores-exteriores) y también sus aspectos táctiles, aportando ‘geometrías de percepción de interioridad’ donde las texturas de la piel de la arquitectura dialogan con la piel de los usuarios a través de la manipulación formal de la materia.  

LA FLUIDEZ DEL ESPACIO / SOSTENIBILIDAD

El Pabellón de Luz opera con la fluidez conjunta del espacio exterior y del espacio interior, proponiendo un nuevo espacio experiencial que se estructura por medio de una secuencia de episodios espaciales interrelacionados que vinculan la escala humana con la escala del entorno y, también, con los ASPECTOS CLIMÁTICOS Y AMBIENTALES DEL LUGAR –ángulo del sol (incidencia solar), ventilación natural, transpiración a través de la piel, temperatura y humedad, etc.–

UNA PIEL PERFORADA

Su piel blanca adquiere todo su sentido cuando ésta se pliega y se perfora. Su manipulación amplifica la articulación con el entorno y también con la presencia de la piel de los usuarios. El aire pasa a través de las superficies, al igual que lo hará la luz nocturna cuando anochezca, porque el Pabellón no superpondrá la iluminación a sus superficies (como suele ser habitual) sino que la luz formará parte de su piel y las traspasará para llegar hasta nosotros.  

bottom of page